099 321 6276
info@tomatisecuador.com

¿Has escuchado alguna vez sobre el Burnout? En el siguiente blog te explico lo que es.

Si eres estudiante o estás trabajando y últimamente has notado que te sientes agotado física y mentalmente. Y, que está fuera de tu alcance cambiar este estado en el que estás viviendo constantemente; o posiblemente te está costando mucho concentrarte y cumplir con tus responsabilidades académicas o laborales por el estrés y sientes que va más allá de una situación temporal, puede que estés teniendo Burnout.

¿Qué es burnout?

Burnout es la palabra que se usa para referirse a una de las enfermedades socio-psicológicas recientemente incluida por la OMS (Organización Mundial de la Salud). El síndrome de burnout o síndrome del quemado puede afectar tanto a trabajadores como a estudiantes de colegio y universidad. Aunque sea más común utilizar este concepto en ámbitos laborales, la realidad es que se ha demostrado que los estudiantes también pueden ser afectados.

El síndrome de burnout en el ámbito estudiantil, está catalogado como un trastorno. Este hace que el estudiante sienta un agotamiento prolongado y una desmotivación en todo lo que tiene que ver con sus actividades académicas. Esto con el paso del tiempo, se verá reflejado en el bajo rendimiento del estudiante, lo cual afectará en su salud física y mental, y también en otras áreas de su vida personal.

Por otro lado, también lo padecen los trabajadores. De hecho, es más común utilizar este término en el ámbito laboral.  El burnout laboral se presenta como un estado de agotamiento físico y mental progresivo en todo a lo que actividades laborales respecta. Este trastorno llega a interferir en el desarrollo de la persona también en el área personal.

¿Qué causa el síndrome de Burnout?

Es más común que el síndrome de burnout aparezca progresivamente, y me refiero tanto en estudiantes como en trabajadores, a causa del entorno académico y laboral en el que se está desarrollando la persona; condiciones de mucho estrés, exceso de responsabilidades y tareas asignadas; falta de apoyo e incluso las malas relaciones con los compañeros son causas que puede llegar a provocar que cualquiera sufra este trastorno. 

Aunque existen otros factores que la persona debería tomar en cuenta ya que le pueden estar afectando:

La sobre exigencia

Muchas personas pueden pensar que la cantidad de actividades que realicen será sinónimo de un estudiante o trabajador que destaque, y puede que así sea. Pero todo debe estar equilibrado. Está bien que quieras ser responsable y desarrollar tu potencial al máximo pero, demasiadas actividades y una mala gestión del tiempo, a largo plazo harán que te desgastes y este desgaste tenga consecuencias en tu salud física y mental. 

La organización

Muchas veces se accede voluntariamente a realizar tareas sin saber todo el tiempo y energía que estas implican. La falta de organización y de tiempo es algo que te afectará directamente, muchas veces en forma de crisis de ansiedad o ataques de pánico. También una mala organización lleva a no poder cumplir con todas las obligaciones, lo que muchas veces hará que la percepción de la persona sobre si mismo cambie; pensando que ha fracasado y sienta mucha culpa consigo mismo.

Rasgos en la personalidad

Solo ciertas personas lo padecen y es más común que el síndrome del quemado afecte a personas con baja autoestima, que son  perfeccionistas y que no han aprendido a manejar el estrés que la etapa que están viviendo conlleva. Ya que al no estar preparadas emocionalmente, serán más propensas a que cuando se les presente un problema puedan sufrir de ataques de ansiedad, pánico e incluso depresión.

¿Qué síntomas presentan las personas con Burnout?

Los síntomas de este trastorno afectan tanto en lo físico como en lo mental; y no solo en el ámbito estudiantil y laboral, sino que afectará en gran manera en lo personal.

Los síntomas físicos más comunes son:

  • Dolores de cabeza, migrañas y mareos
  • Taquicardias
  • Insomnio
  • Dolores y rigidez musculares o en la mandíbula
  • Problemas gastrointestinales
  • Acné

Mientras que la salud mental y sistema nervioso se ven afectados por:

  • Sentimiento de agotamiento, sin importar si se ha dormido
  • Desmotivación, aburrimiento  y cambios en el estado de ánimo
  • Bajo rendimiento y concentración
  • Estado permanente de nerviosismo, lo que puede derivar en un trastorno de ansiedad generalizada y crisis de pánico
  • Comportamientos agresivos, impaciencia e irritabilidad
  • Baja autoestima y sensibilidad a la crítica
  • Absentismo laboral
  • Aislamiento y comunicación deficiente
  • Falta de creatividad y ganas para llevar a cabo las distintas tareas
  • Incumplimiento de tareas

¿Cómo prevenir este trastorno?

El síndrome de Burnout puede prevenirse. Únicamente debes estar pendiente de cómo te has estado sintiendo en tu colegio, universidad o  trabajo este último tiempo y cada día ver qué está pasando en tu interior con lo que respecta a tus obligaciones. Al igual que quieres cumplir con ellas, tu salud también debe importarte y debe ser tu prioridad.

Lo mejor que puedes hacer para prevenir el burnout es hacer caso a las señales que tu cuerpo te envía, y así identificar qué situaciones o tareas te generan más estrés.  Una vez las hayas identificado, debes tomar las medidas necesarias para reducir toda esta tensión. Si son tareas que voluntariamente decides hacer, replantéate si vale si vale la pena hacerlas y aprende a decir no. Es preferible que accedas a realizar menos tareas, pero que sepas que puedes hacer obteniendo buenos resultados, a que todo se te amontone y finalmente acabe perjudicándote.

Es necesario que aprendas a comunicarte con las personas que están cerca en tu ámbito académico o laboral. Habla y sincérate a cerca de lo que has estado sintiendo. Cada persona tiene su propia manera de aprender y desarrollarse como estudiante o trabajador. Personas profesionales te entenderán y te darán las herramientas necesarias para que puedas sentirte mejor poco a poco y aprendas a manejar las distintas situaciones.

¿Cómo tratarlo?

Si te sientes identificado con todo lo que he explicado anteriormente, déjame darte el consuelo de que el síndrome de Burnout puede ser tratado y tiene cura.

El descanso y el estilo de vida

Lo primero que quiero recordarte es que tus horas de sueño son muy importantes. El descanso es algo primordial para que tu sistema nervioso se mantenga estable.  Durmiendo las horas necesarias evitarás que tu sistema nervioso se altere innecesariamente.  También es muy importante que evites el uso de alcohol y drogas, ya que esto puede hacer que tu estilo de vida mejore.

Autoconocimiento y terapia

Investiga y aprende sobre el tema, debes conocer a cerca del burnout para poder enfrentarlo. Consiguientemente, es fundamental que te conozcas; el autoconocimiento te llevará a manejar tu situación de la mejor manera y a la vez esto reforzará tu autoestima. Una manera vivir este proceso de autoconocimiento es asistir a terapia; puedes averiguar acerca de profesionales o incluso servicios que ofrezca tu trabajo o centro académico.

Aprende a manejar la ansiedad

Aprende a afrontar el estrés y la ansiedad. El estrés no tiene porqué ser una emoción negativa, de hecho, el estrés bien gestionado, puede ser el motor que te impulse a cumplir con tus tareas y a dar más de ti mismo pero en exceso puede transformarse en ansiedad y ataques de pánico.  Es primordial que aprendas a tener el control ante estas situaciones, ya que pueden presentarse seguido. Consulta a especialistas sobre cómo controlar estas crisis, ellos te brindarán apoyo y te acompañarán en el proceso. Además, te darán técnicas de auto-relajación, basadas en la meditación o en otras prácticas.

Encuentra el equilibrio

 Soy consciente de que tu vida es mucho más que tus estudios o tu trabajo. El estrés que pueden producir ambos, sumados a todas las actividades que debes realizar fuera de estas áreas; como pasar tiempo con tu familia, amigos, pareja; responsabilidades en casa, etc. pueden causarte más agobio y puede que tratar de estar en todo te haga sentir más agotado.

Recuerda establecer prioridades, sin olvidarte de regalarte un tiempo exclusivo para ti y tu crecimiento personal y cuidado físico. Encuentra un equilibrio entre lo que puedes dar en cada área. Y recuerda a la hora de llevar a cabo este tip, trabajar en la comunicación que tienes con las personas involucradas para que puedan entenderte y puedan ayudarte a encontrar otras alternativas para que organices tu tiempo e incluso mejore tu relación con ellas.

Estira tu cuerpo

Las personas con burnout tienden a padecer de calambres, rigidez y dolores en distintas zonas del cuerpo. Por ello, te recomiendo que de vez en cuando te tomes un descanso, dejes de hacer lo que estés haciendo, te levantes de tu silla y estires tu cuerpo. Respira hondo, agradece y estira cada parte de tu cuerpo.

Déjame recordarte que tu salud es lo primero, y que para desarrollarte de una manera sana en cualquier área tu cuerpo y tu mente deben mantenerse en buen estado.

Te animo a que si te has sentido identificado con las palabras escritas en las líneas anteriores, busques la manera de recuperarte, lo que estás sintiendo puede mejorar. No dudes en pedir ayuda.

En Ilvem te ofrecemos la ayuda necesaria. Contamos con programas de activación académica para que empieces a ver tus estudios desde otra perspectiva y conviertas tu etapa como estudiante en una de las mejores de tu vida.

¿Qué tal te pareció este blog? Déjanos tus comentarios y no te olvides de compartirlo.

¿QUIERES SABER MÁS?

Subscríbete a nuestro News Letter y recibe consejos e información que te podrá ayudar en tu salud y en tu día a día.

Ingresa el código "Tomatis es Bienestar" y accede al

30%

de descuento en tu programa

¡Felicidades!
Estas a un paso de cambiar

positivamente

la vida de tu familia

Apúntate AHORA

¿Problemas de lenguaje, atención o concentración?
Regístrate aquí y recibe un descuento especial

Ingrese correctamente sus datos